Con los años la zona de cuello y escote pierde elasticidad, hidratación, se hiperpigmenta, en definitiva envejece. Para mejorar el aspecto de forma importante es básico mejorar la tonificación y la hidratación.

En general el método utilizado consiste en microinyecciones indoloras de vitaminas, minerales, oligoelementos y aminoácidos específicos para esta zona.

En el caso de arrugas en escote añadiremos una combinación con ácido hialurónico para una reparación cutánea, aportando luz a la zona y sobretodo un aspecto mucho más saludable.

Se puede complementar con tratamiento domiciliario específico para la zona.