Aumento o perfil de labios

La forma más natural de aumentar los labios es inyectando en el perfil de los mismos ácido hialurónico, de esta forma perfilará el labio, lo aumentará y nunca se proyectará hacia delante, quedando un labio natural y de mayor tamaño.

Cuando el labio superior se necesite prolongar hacia delante para igualar al inferior, puesto que está más hacia dentro, es mejor inyectar varios puntos desde la parte superior del labio por encima del perfil, hacia el cuerpo cavernoso del labio para dejarlo equilibrado y natural.

Comisuras

El surco de los extremos de los labios hacia el mentón, se llama comisuras. ¿Cómo se corrige?

Existen tres formas diferentes:

  1. Inyectando ácido hialurónico en el interior del surco corrigiéndolo totalmente. El tratamiento se realiza en 20 minutos y su duración, dependiendo del ácido hialurónico es de 1 año a 1 año y medio. El resultado obtenido es totalmente natural.
  2. Inyectando ácido hialurónico, con efecto lifting en ángulo del maxilar inferior y tercio medio de la cara. El resultado es muy bueno y su duración es de 1 año a 1 año y medio.
  3. Hilos tensores, se aplican 3 hilos – se disuelven solos una vez que finaliza su efecto – que tensan la zona y elimina las comisuras. Con esta variante se obtienen unos meses de duración.

Nasogeniano o rictus

Normalmente se produce el surco nasogeniano por una ligera flacidez de la zona malar (pómulo), la mejor forma de corregirlo es inyectando ácido hialurónico reticulado muy denso (inyección en la capa interna de la piel) en la zona alta del pómulo, tocando casi el cuero cabelludo y otra inyección en la zona media del pómulo, por encima del hueso y debajo de la musculatura.

El ácido hialurónico tensa la zona malar y disminuye la profundidad del surco. Si no existe flacidez en la zona del pómulo, se puede inyectar ácido hialurónico reticulado directamente en el surco, a una profundidad media de la piel. El resultado puede durar de 1 año a 1 año y medio. Además de corregir el surco, sirve para hidratar la piel.

Otra solución sería implantar 3 hilos tensores en cada mejilla de la cara para corregir el surco. Se obtienen resultados inmediatamente y éstos duran unos meses, hasta que los hilos se disuelvan por completo.

Aumento de pómulos y aumento de mentón

Se aumenta con ácido hialurónico reticulado denso, pero de una forma equilibrada. Dependiendo de la silueta anatómica facial, nunca se deberían aumentar excesivamente los pómulos para corregir arrugas o flacidez, solo cuando exista una disminución de la zona malar (pómulo) y se precise un equilibrio facial.

La duración aproximada del ácido hialurónico en el rostro, con buenos resultados, oscila entre 1 año y medio y 2 años. Para obtener los resultados adecuados, siempre se debe inyectar productos naturales, pues mejorará la calidad de la piel además de conseguir el aumento deseado. En cambio, si se le inyectan productos semipermanentes o permanentes, nunca se obtendrán resultados naturales, ya que producen fibrosis (endurecimiento) y con el tiempo, el pómulo iría decayendo en lugar de ir mejorando.

Aumento de mentón

Se corrigen cuando existe una asimetría con el resto de la cara, es un tratamiento rápido y fácil para conseguir buenos resultados, siempre que se siga las líneas anatómicas del rostro, en el que se busca un buen equilibrio.

Para conseguir este aumento en el mentón, se inyecta ácido hialurónico reticulado denso, y se obtiene un resultado muy natural y armónico. Su duración es de aproximadamente 2 años.